miércoles, 11 de mayo de 2016

Chepes: Nicolás Mercado: “los dos estaban con escopeta en mano”




“Juan Carlos Roldan y Ramón Carrizo descendieron de sus camionetas con escopeta en mano”, así lo aseguró el Dr. Nicolás Mercado, abogado defensor de Juan Carlos Roldan.

El letrado consideró que se debió cambiar la caratula de Homicidio simple por homicidio en estado de emoción violenta, “teniendo en cuenta que su hijo encontró a su madre con un amante en la casa de su padre, quien había fallecido unas semanas antes”.


El abogado defensor, en dialogo con el diario digital El Cronista calificó de trascendente la inspección ocular llevada a cabo en la localidad de El Portezuelo, tanto en el domicilio del imputado como en el lugar donde se produjeron los hechos.

“El Tribunal, en la serenidad del análisis de la prueba, podrá determinar que todos los dichos del imputado Roldan, al momento de prestar declaración indagatoria, fueron corroborados, y que el hecho se inicia precisamente por encontrarlo a Carrizo en uno de los dormitorios de la vivienda, como así también en el lugar del hecho, porque claramente se pudo visualizar que la escopeta y Ramón Carrizo, se encontraban a metros de la parte posterior de la Camioneta del propio Carrizo”.

Agregó que “en definitiva, tanto Roldan como Carrizo descendieron de sus camionetas, ambos escopeta en mano y se enfrentaron, existiendo un contacto y agresión por parte de Carrizo, y se produjo el disparo de Roldan que ocasiona la muerte de Carrizo”.

Señaló que “curiosamente, la querella y la fiscalía en sus alegatos, no pudieron establecer donde se originaron los hechos que culminan con el enfrentamiento armado de Carrizo y Roldan”.

Dijo, además, que “en cuanto a la calificación legal, del informe de la pericia psiquiatrica-psicologica incorporada a autos, se desprende que el imputado ha vivenciado una burla hacia el padre por parte de la víctima, y esa emoción ha sido persistente en el tiempo y transformada en un sentimiento negativo, expresado en el acto impulsivo, agresivo y violento, por lo que Roldan al momento del hecho, se encontraba en un estado de emoción violenta que lo llevó a comprender la criminalidad del acto, pero no pudo dirigir sus acciones”.


Finalmente, dijo que “para valorar los momentos previos, durante y posterior al hecho, fue importantísimo los testimonios de personas que lo vieron en el taller mecánico, de donde se dirige a su casa en busca de un repuesto, y encuentra a Carrizo. También el testimonio de un comerciante y de numerarios de la Policía del destacamento policial El Portezuelo, que lo vieron momentos posteriores al hecho, que advirtieron éstos últimos, un estado de conmoción en Roldan”.

No hay comentarios.:

 
Subir a Inicio